Tortuga Terrestre Argentina (Geochelone chilensis)

Hoja de Cuidado - Nociones básicas


Esta hoja de cuidados solamente esta diseñada para cubrir el cuidado general de la especie. Siempre que uno este interesado en una especie en particular debe profundizar sus conocimientos sobre la misma.

La tortuga terrestre argentina (Geochelone chilensis) es una tortuga mediana. Suele alcanzar una longitud de 25 a 30 cm, siendo las hembras adultas de mayor tamaño que los machos. Su caparazón es casi negro en los machos y pardo claro en las hembras, con la cabeza, patas y cola de color gris. Su promedio de vida es de 40 años.

 CUIDADOS EN EL INTERIOR – La forma mas común para mantener estas Tortugas en el interior es una “mesa de tortuga”. A simple vista, se ve como una biblioteca dada vuelta. Un hábitat razonable para una tortuga bebe debería tener unas dimensiones de 2x3 pies (60x90 cm), debiéndose incrementar su tamaño a medida que la tortuga crezca. Para una tortuga adulta, el hábitat interior debe ser de por lo menos 4 x4 pies (120x120 cm). En el fondo de esta “mesa de tortuga” se pueden hacer agujeros para el hundimiento de la comida y el agua y eventualmente contenedores de desove (nidos) con fácil acceso para los animales.

 

 En el hábitat se debe proporcionar acceso a agua, para que la tortuga pueda hidratarse. El tamaño del área debería ser lo suficientemente grande como para que la tortuga se pueda mojar completamente en ella y no tan profunda como para que pudiese llegar a ahogarse.Una bandejita es lo mas apropiado. Como sustrato, en la porción seca del ambiente se puede utilizar pasto seco. Las tortugas son muy sensibles al exceso de humedad y el pasto seco las protege de ella. Además también se les debe proveer de una fuente de comida a las tortugas. Se debe recordar que el pasto se debe retirar una vez que este húmedo o en estado de descomposición.

 

 En una esquina del ambiente se debería ubicar una lámpara “spot” de 100W para proveer a la tortuga de un lugar en el cual regular la temperatura de su cuerpo cuando necesite subir su temperatura. La lámpara deberá estar dispuesta de manera tal de proveer un punto de regulación de unos 35 grados centígrados. El hábitat también deberá ser equipado con una fuente de luz UVB, la cual es necesaria para la síntesis de vitamina D3 (para el metabolismo de Calcio). Si se prefiere, se puede utilizar un bulbo de vapor de Mercurio, ya que cumple con ambos requisitos (calor y UVB). Aunque las “Chacos” pueden sobrevivir en temperaturas frías, frío combinado con condiciones húmedas resultan en distress respiratorio. Esta especie debe ser mantenida en un área con un lugar seco en el cual puedan refugiarse cuando lo necesiten. Otro elemento que debería contener el hábitat es una caja en un esquina lejos del punto caliente (donde esta la lámpara de 100W)  para que pueda retirarse a un punto mas frío y oscuro.

 

 CUIDADOS EN EL EXTERIOR Mantener a las tortugas en el exterior en lugares seguros a prueba de depredadores ofrece muchas ventajas sobre los hábitats interiores y deberían considerarse cuando la temperatura lo permita. Como estas tortugas cavan bastante bien, se debe cercar el hábitat. El cerco debe extenderse por debajo de la superficie de la tierra. Si están mantenidas en áreas de alta probabilidad de lluvias se debe cuidar que el hábitat no quede demasiado mojado, es decir se debe lograr un hábitat no muy húmedo. Este método es preferible sobre porque estas tortugas son muy propensas a la piramidación.

 

 DIETA – Una dieta alta en fibras, baja en proteínas y rica en calcio asegurara un correcto funcionamiento del tracto digestivo. Como mencionamos anteriormente estas tortugas son propensas la piramidación, como así también a imperfecciones óseas. La utilización excesiva de vegetales de supermercado debería evitarse. En su hábitat natural se ha observado que la tortuga es exclusivamente herbívora; consume leguminosas, tallos y frutos de cactáceas y gramíneas y algunas flores

 Dieta:

 Suplementos adicionales de calcio son necesarios. Calcio en polvo (CaCO3 – Carbonato de Calcio) puede espolvorearse sobre la comida. Se sugiere la utilización de Calcio y vitamina D3 si el animal es mantenido en interiores y Calcio sin vitamina D3 si se va a mantener en el exterior. También se puede proveer al animal con huesos de jibias no solo para mantener el nivel de calcio, sino para mantener un correcto crecimiento del pico. Es sumamente recomendable la utilización de complejos de vitaminas y minerales.